Consejos para traducir documentación técnica

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp

Traducir documentación técnica: nivel inicial

En lo que a la traducción respecta, el abanico de necesidades es muy amplio. Sin embargo, una especialidad destaca entre el resto: la traducción de documentos técnicos. El motivo de tal importancia es que el más mínimo error puede convertirse en un gran problema e incluso tener consecuencias legales.

Aunque los contratos y textos legales son bastante técnicos a la vez que frecuentes, existe un tipo de documento que nos acompaña en nuestra vida diaria: los manuales de instrucciones. La redacción, el tono e incluso la longitud pueden variar en función de la manera en que la empresa se comunica pero, aún cuando el uso del lenguaje pueda parecer sencillo, en este tipo de textos técnicos, cualquier error puede tener graves resultados.

La adaptación es la clave

Los documentos técnicos pueden traducirse a un solo idioma pero usarse en diferentes regiones; en este caso, a fin de evitar escollos para su localización, lo mejor es estar preparados para que sean lo más neutros posible.

Consejos para proveedores de servicios lingüísticos:

Sacar provecho del pasado

Aprovecharse de las traducciones previas que se hayan podido hacer en tu agencia puede ser útil a la hora de sacar el trabajo adelante. Un manual técnico traducido anteriormente puede ser la clave para una memoria de traducción que se puede usar en el documento en el que estás trabajando.

Acordar la terminología con el cliente

Antes de empezar a traducir documentación técnica, asegúrate de estar en la misma página que el cliente. Los documentos técnicos suelen ser largos y tediosos, así que, cuanto más claro quede todo desde el principio, menos tiempo (y dinero) habrá que gastar reescribiendo. Con un primer vistazo, te darás cuenta de que hay palabras y términos que se repiten en todo el documento, por lo que no está de más asegurarse de que el cliente aprueba cómo se van a traducir.

Preguntar, preguntar, preguntar

Es evidente que no podemos saberlo todo. A la hora de lidiar con un documento técnico de un tema con el que no estás muy familiarizado, no dudes en ponerte en contacto con expertos. El cliente debería ser quien más dispuesto está a responder a tus preguntas; al fin y al cabo, probablemente sea el mejor experto que puedas encontrarte. Si no puedes contactar con el cliente, el siguiente paso consiste en buscar a alguien de un ámbito similar (por ejemplo, un doctor o un ingeniero).

Consejos para compradores de traducciones:

La importancia de las mejores prácticas

Cuanto mejor escrito esté un documento, más efectiva será su traducción. Si el proveedor de servicios lingüísticos no tiene que ponerse en contacto contigo mil veces con preguntas relacionadas con el significado de ciertas expresiones, todo se desarrollará de una forma más fluida.

Para evitar dar vueltas, lo mejor es ceñirse a frases cortas, evitar expresiones idiomáticas o referencias culturales que puedan ser difíciles de traducir (o incluso imposibles) y mantener un estilo de redacción general y neutro. Así, aumentan las posibilidades de que ya exista una memoria de traducción que sea útil para hacer frente a las repeticiones en el proyecto, reduciendo de esta forma el coste global del proyecto.

La cantidad importa

Ten en cuenta que la longitud de las traducciones puede variar en función del idioma. Por ejemplo, si necesitas traducir algo de inglés a español, es posible que el texto de destino ocupe más espacio que el original. Recordar esto puede ser esencial al preparar textos que van a imprimirse, como por ejemplo, etiquetas donde se dispone de un espacio limitado.

Planificación

Si el documento va a sufrir modificaciones o actualizaciones, consulta con el traductor la mejor forma de hacer frente a este tipo de situaciones. Que el documento esté escrito de forma que no sea necesario reescribirlo por completo cuando se vaya a actualizar y que solo se vayan a hacer unos pocos cambios en un párrafo puede suponer que el proceso sea más rápido, sencillo y económico.

El valor de la experiencia

Si necesitas traducir algo extremadamente específico, asegúrate de que el proveedor de servicios lingüísticos disponga de las herramientas, la experiencia y los recursos necesarios para llevar a cabo el proyecto. Incluso si eres el experto de referencia en caso de preguntas, es posible que no siempre estés disponible y, pese a todo, haya que poner en marcha la traducción. Siempre puedes consultar la experiencia previa o pedir muestras para hacerte una idea de sus habilidades.

¡Suscribase a nuestro newsletter!

Nuestro mejor contenido, directo a su casilla de correo electrónico.

Artículos Relacionados

Sedes

  • Nueva Dentro 33A bajo 01001, Vitoria-Gasteiz, País Vasco, España
  • C/Princep Jordi, 21 08014 Barcelona, Cataluña, España
  • +34 945 068 127
logo-on-global-footer
ue

© 2019 On Global Language Marketing SL. All rights reserved.
ES VAT registration number: B01422351